Titan Training

Diccionario Deportivo​

0
Conceptos
0
Áreas de deporte
0
Especialidades

Bosu

Semiesfera de 65 centímetros de diámetro que puede utilizarse por ambos lados. Es decir, por su parte cóncava, así como por la plana, la cual es antideslizante. Suelen estar realizados en látex y son capaces de aguantar el peso de personas de hasta 140 kg.
Joven atleta femenina haciendo flexiones en doble bosu ball durante el entrenamiento en el gimnasio
Mujer joven musculosa tonificada haciendo ejercicio

Conoce más

La práctica del Bosu tiene como finalidad tres objetivos básicos:

Control postural: partimos de la percepción de la propia posición y trabajamos para conseguir mejoras en nuestro equilibrio corporal y en el balance de los músculos, evitando así las dolencias derivadas de la adopción de posturas incorrectas.

Mejora cardiovascular: estos ejercicios favorecen la pérdida de peso. A través de actividades aeróbicas aumentamos la fuerza de nuestros músculos y nuestra resistencia.

Potenciar el equilibrio: al igual que en el caso del control postural, mejoramos el balance muscular de nuestro cuerpo y conseguimos que todos los grupos musculares trabajen de manera equilibrada.

Al realizar nuestro entrenamiento, y en función de nuestra capacidad física y de las mejoras que queramos conseguir, decidiremos cuál de los tres objetivos es el que vamos a trabajar durante la sesión.

Respecto a quién puede o no puede realizar este tipo de actividad, cualquier persona con una buena condición física puede practicar Bosu siempre y cuando no haya lesiones previas o indicaciones médicas que lo impidan.

Los expertos recomiendan a quienes están interesados en iniciarse en el Bosu que, previamente, tengan una mínima formación en Pilates, ya que ambas disciplinas están bastante relacionadas.