Titan Training

Diccionario Deportivo​

0
Conceptos
0
Áreas de deporte
0
Especialidades

GAP

El GAP es un conjunto de ejercicios orientados al trabajo de los glúteos, los abdominales y las piernas. El significado de las siglas GAP es ese mismo: glúteos, abdominales y piernas, en referencia a las zonas trabajadas durante la actividad. Con las clases de GAP, lo que se busca es poder tonificar estas zonas y favorecer la quema de grasa gracias al gasto calórico realizado.
Joven atleta haciendo ejercicio abdominal en un gimnasio moderno
Mujer joven musculosa tonificada haciendo ejercicio

Conoce más

Los ejercicios de GAP se realizan a lo largo de una clase dirigida en grupo, es decir, que contaremos con la guía de un instructor o instructora y estaremos acompañados de otras personas, por lo que resulta una actividad muy amena y que permite la sociabilidad.

Estos ejercicios se realizan con el propio peso corporal, y también se pueden incluir otros elementos como son: steps, mancuernas, bosus, bandas elásticas, picas y barras con peso.

Estos elementos permiten aumentar la intensidad, por lo que una clase de GAP puede ser realizada por personas de cualquier nivel, pudiendo escoger un peso o resistencia adecuada a su estado de forma física.

Ahora que ya sabemos lo que es el GAP, nos podemos ir haciendo una idea de cuáles van a ser sus beneficios, y que son los siguientes:

Permite fortalecer los glúteos, los abdominales y las piernas. Como no puede ser de otra forma, se trata del principal objetivo de una clase de GAP.

Favorece la quema de grasa y, con ello, la tonificación y la definición muscular. Y es que, para poder sacar a relucir el trabajo de la musculatura de los glúteos, los abdominales y las piernas, primero se debe elimina la grasa de estas zonas tan críticas.

Permite corregir en cierta medida problemas posturales. Los abdominales forman parte de la musculatura central de nuestro cuerpo (lo que se conoce como el core), e intervienen en la mayoría de movimientos y acciones que realizamos a lo largo del día. Contar con unos abdominales trabajados va a suponer el poder mantener una mejor postura corporal a lo largo del día.

Permite mejorar en otros deportes. Con el GAP vamos a trabajar la musculatura del tren inferior y los abdominales, los cuales, como acabamos de decir, intervienen en la mayoría de las acciones que realizamos. Fortalecer esta musculatura nos hará mejorar en la mayoría de los deportes que practiquemos, como el ciclismo, el running, futbol…

Permite trabajar el suelo pélvico, algo de especial importancia para las mujeres que ya han sido madres, o que se acercan a la etapa de la menopausia. Trabajar la musculatura del suelo pélvico es algo a tener en cuenta en este grupo poblacional, ya que evitará problemas tan habituales como las pérdidas de orina.

Reduce la celulitis, uno de los objetivos más deseados especialmente por las mujeres. Los muslos y los glúteos son zonas de frecuente aparición de este problema estético. El trabajo de una clase de GAP favorece la circulación sanguínea, además de trabajar dicha musculatura, por lo que resulta muy adecuado para reducir la cantidad de celulitis.

Las clases de GAP ayudan a reducir el estrés y a mejorar nuestro estado de ánimo. Está más que demostrado que el ejercicio físico es una de las mejores formas de liberar tensiones que acumulamos a lo largo del día. Además, durante la actividad física se liberan endorfinas, un grupo de hormonas peptídicas generadas en el cerebro por la glándula hipófisis, y que actúan de manera similar a los opiáceos, mejorando el estado de ánimo.