Titan Training

Diccionario Deportivo​

0
Conceptos
0
Áreas de deporte
0
Especialidades

Lesión Deportiva

Se refiere a los tipos de lesiones que ocurren con mayor frecuencia durante los deportes o el ejercicio, como esguinces, torceduras y fracturas por estrés. Este tema de salud se centra en los tipos de lesiones deportivas que afectan los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos. Hay varios tipos de lesiones deportivas. Los síntomas que tenga y su tratamiento dependerán del tipo de lesión. La mayoría de las personas se recuperan y vuelven a sus actividades normales.
Lesionado vendado por un doctor
Mujer joven musculosa tonificada haciendo ejercicio

Conoce más

Cualquiera puede sufrir una lesión deportiva. Los factores de riesgo de las lesiones deportivas incluyen:

  • No utilizar las técnicas de ejercicio correctas.
  • Entrenar con demasiada frecuencia o durante demasiado tiempo.
  • Cambiar la intensidad de la actividad física demasiado rápido.
  • Practicar el mismo deporte todo el año.
  • Correr o saltar sobre superficies duras.
  • Usar zapatos que no tienen suficiente soporte.
  • No llevar el equipo adecuado.
  • Haber tenido una lesión previa.
  • Tener poca flexibilidad.
  • Tomar ciertos medicamentos.

El tipo de lesión que usted corre mayor riesgo de tener depende del tipo de actividad en la que participa, su edad y su sexo. Las lesiones deportivas pueden ser:

  • lesiones agudas, que ocurren repentinamente;
  • lesiones crónicas, que suelen estar relacionadas con el uso excesivo de la parte lesionada y se desarrollan gradualmente con el tiempo.

Las lesiones deportivas pueden ocurrir en muchas partes del cuerpo, incluyendo:

  • hombro,
  • codo,
  • muñeca,
  • rodilla,
  • tobillo.

Los síntomas de una lesión aguda incluyen:

  • dolor intenso y repentino;
  • moretones o hinchazón extrema;
  • no poder poner peso sobre una pierna, rodilla, tobillo o pie;
  • no poder mover una articulación normalmente;
  • debilidad extrema de una extremidad lesionada;
  • un hueso o articulación que parece estar fuera de lugar.

Los síntomas de una lesión crónica debido al uso excesivo incluyen:

  • dolor cuando se juega o se hace ejercicio;
  • hinchazón y dolor leve constante cuando descansa.